Prueba de esfuerzo

La ergometría o prueba de esfuerzo es una técnica diagnóstica fundamental que se utiliza principalmente para la detección de la angina de pecho en pacientes con dolor torácico y para valorar la respuesta del corazón ante el ejercicio. Además de ayudar al diagnóstico correcto, la ergometría es útil para hacer una estimación del pronóstico, de la capacidad de ejercicio físico y valorar el efecto del tratamiento en aquellos pacientes con enfermedad coronaria ya conocida.

El espectro de enfermedades cardiacas en las que se realiza la prueba de esfuerzo es cada vez mayor: hipertensión arterial, insuficiencia cardiaca avanzada, alteraciones del ritmo, cardiopatías congénitas, etc.

Consiste en un ejercicio físico en tapiz rodante o bicicleta estática aumentándose progresivamente la carga, de acuerdo con unos protocolos predeterminados. La prueba suele durar entre 6-12 minutos.

Una vez iniciada la prueba de esfuerzo, se obtiene una monitorización electrocardiográfica continua. Se presta especial atención al electrocardiograma en el momento de máximo esfuerzo, y a si el paciente presenta angina de pecho o falta de aire durante la prueba y al finalizar la misma. También se realizan mediciones periódicas de la presión arterial.
Formulario de contacto

Nombre (Obligatorio)

Email (Obligatorio)

Teléfono (Obligatorio)

Mensaje



VaricesCardiologíaTerapias complementariasOtros tratamientos

Abrir chat